« Todos los antídotos

DMPS (Ácido dimercapto-propano-sulfónico)

Presentaciones habituales

Solución inyectable 250 mg/5mL (ME)

Cápsulas 100 mg (ME)

Indicación toxicológica

El ácido dimercapto-propano-sulfónico (DMPS) es un quelante de algunos metales, relacionado estructural y funcionalmente con el DMSA (ver ficha del ácido dimercapto-succínico). En algunos países de la Unión Europea está aprobado para el tratamiento de la intoxicación por mercurio, pero también se ha demostrado como un quelante muy eficaz en las intoxicaciones por arsénico. También se ha llegado a utilizar en intoxicaciones por cadmio, cobre, plata, plomo y zinc. Algunos autores consideran que el DMPS es el tratamiento óptimo de la intoxicación por mercurio inorgánico.

Como en otras intoxicaciones, los pacientes a los que se les indica este antídoto han de reunir unas determinadas características clínicas y haber alcanzado unas mínimas concentraciones del metal en sangre u orina, para el tratamiento quelante.

Posología adultos

La dosis recomendada es de 3-10 mg/Kg/día. Puede usarse por vía oral o intravenosa, siendo menos recomendable por vía intramuscular.

En la práctica clínica suele administrarse por vía oral 100 mg/6h o 200 mg/12 h, durante 5 días. Tras un mínimo de 48 horas de pausa, en función de la evolución clínica y analítica, puede repetirse la misma pauta.

La vía IV se reserva para los casos graves y se administra muy lentamente (5 min.) y sin diluir: 250 mg/4 h el primer día, 250 mg/6 h el segundo día, 250 mg/8h el tercer día y 250 g/12 h los días cuatro y cinco.

Posología niños

Puede administrarse por vía IM, IV u oral (preferentes estas dos últimas).

  • IV: 5 mg/kg/dosis, cada 4 h el primer día, cada 6 h el segundo día, cada 8 h el tercer día y cada 12 h el cuarto y quinto día.
  • VO: 50-100 mg cada 6 – 8 h.

Reacciones adversas

En general, el DMPS es considerado un antídoto con mayor probabilidad de generar reacciones adversas que el DMSA, por lo que, en igualdad de indicaciones, el DMSA es prioritario.

Se ha descrito que el uso del DMPS puede asociarse al desarrollo de un síndrome de Stevens-Johnson. Otras formas de toxicodermias habitualmente muy pruriginosas, también son posibles.

Embarazo y lactancia

No hay casos reportados de uso de DMPS durante el embarazo, aunque los estudios en animales no han evidenciado ningún efecto tóxico ni teratogénico. Aún así, es recomendable valorar el potencial beneficio para la madre respecto al riesgo para el feto. En caso de decidir la administración en la embarazada, deben monitorizarse las concentraciones de zinc y cobre, para evitar su deficiencia en el feto.

Se desconoce si el DMPS se excreta por leche materna. Por ello, se aconseja suspender la lactancia en caso de administrar DMPS cuando, además, no se recomienda la lactancia en mujeres intoxicadas por metales pesados.

Observaciones

El tratamiento con DMPS aumenta la excreción de cobre y zinc, por lo que estos elementos deben monitorizarse durante el tratamiento con DMPS, especialmente si el quelante es utilizado a dosis altas o prolongadas.

Tratamiento paciente día (TPC)

1.500 mg = 6 viales

400 mg = 4 cápsulas

Disponibilidad hospitales

  • Nivel A: No se recomienda la disponibilidad de este antídoto
  • Nivel B: 8 cápsulas. 12 viales (solo en el Hospital de referencia toxicológico de la Comunidad Autónoma).

Bibliografía

  1. Andersen O, Aaseth J. A review of pitfalls and progress in chelation treatment of metal poisonings. J Trace Elem Med Biol 2016; 38: 74.80.
  2. Bjorklund G, Mutter J, Aaseth J, Metal chelators and neurotoxicity; lead, mercury, and arsenic. Arch Toxicol 2017; 91: 3787-97.
  3. Howland MA. Succimer and DMPS. En: Nelson LS, Howland MA, Lewin NA, Smith SW, Goldrank LR, Hoffman RS. Goldfrank’s Toxicological Emergencies. Mc Graw Hill, New York, 2019, pags 1309-14.
  4. Nogué S, Sanz P. Intoxicación por arsénico. En: Nogué S. Toxicología clínica. Bases para el diagnóstico y el tratamiento de las intoxicaciones en servicios de urgencias, áreas de vigilancia intensiva y unidades de toxicología. Elsevier, Barcelona, 2019; pags 388-90.
  5. Nogué S, Sanz P. Intoxicación por mercurio. En: Nogué S. Toxicología clínica. Bases para el diagnóstico y el tratamiento de las intoxicaciones en servicios de urgencias, áreas de vigilancia intensiva y unidades de toxicología. Elsevier, Barcelona, 2019; pags 493-6.
  6. Base de datos POISINDEX. Disponible por suscripción en: https://www.micromedexsolutions.com. Consultado el 23 marzo 2021.